Arcoíris casero
Elige un día soleado para que hagan su propio arcoíris. Necesitan agua que salga de una manguera y una tina donde recolectarla. Apunta el chorro de agua que sale de la manguera hacia el sol y observa cuidadosamente hasta que veas un arcoíris.

Sembrar un huerto
Algunos temas sobre la producción de oxígeno y alimentos pueden quedar muy claros cuando los niños siembran sus propias plantas.
Pueden dedicar una parte del patio, sembrar en macetas o en pequeños frascos de vidrio con algodón. Selecciona semillas que sean de rápido crecimiento para mantener el interés de tus hijos y pídeles que dibujen los avances diarios de su plantita.

Recolectar insectos
Lleva a tus hijos a un parque o un lugar donde haya muchos árboles, dales un frasco y pídeles que busquen insectos para guardarlos ahí. Después de un rato, comparen sus hallazgos y busquen información sobre estos animalitos en internet o en libros de biología.
¡Incluso podrían tomar uno por mascota!

Diario de observación de la naturaleza
Regala un pequeño cuaderno a tus niños, para que a modo de diario recopilen los paseos que den en la naturaleza, pueden incluir fotografías, hojas y escritos que hagan ellos mismos explicando lo que vieron.

Clasificar objetos naturales
Cada que vayan a un lugar al aire libre, dales una bolsa o mochila y pídeles que recolecten objetos con alguna característica especial, por ejemplo “tráeme cosas cuadradas”. Esta actividad desarrollará su creatividad, atención y al final pueden clasificar e investigar acerca de lo que encontraron.